cada ve(r)so

23.10.2019

Te voy a proclamar musa de todos mis orgasmos.

Te vienes entera,
autónoma,
libre
a mi encuentro
y me descubres masturbándome
el alma,
por temor a que mis demonios
dejen de soñar contigo.

La madrugada me sorprende con la mano en el sexo, insaciable.

En cada ve(r)so de mi boca hay un poema escrito en tu cuerpo.
Siempre hay un verso latente entre mis labios
cuando nuestras almas se desatan
y los cuerpos no nos alcanzan,
y nos desvestimos una a la otra
para después abrazarnos excusando al frio.

Cógeme, princesa
que la vida es corta
y tengo prisa
y estoy a punto de correrme
de nuevo.

Mírame con lascivia al desnudarme.
Dejemos que la poesía surja de entre nuestras piernas.

Quiero que al mirarme te des cuenta
que mis ojos brillan
-y mi sexo palpita-.
Que nos encontremos entre las sábanas
y bailemos.

Deberíamos hacer del amor un poema y recitarlo entrelazadas.


Por: Andrea Canabal (México) a través de Poema de amor - Letras & Poesía