Aterrizamos en Bangkok

18.10.2019

Bueno, empezamos, el vuelo fue un lujo la verdad, volamos con Qtar Airways, nada que ver con los vuelos nacionales en España... Pero nada nada, parecía un hotel. Hicimos escala en Doha, ojo, unas horas en ese aeropuerto te pueden salir más caras que 3 días en Bangkok, mejor llevar comida y bebida para no gastar, reservar el dinero para luego. Merece la pena pasear y ver el ambiente pero sin gastar .

Aterrizamos

Llegamos al aeropuerto de destino descansados por la comodidad del vuelo. Llevábamos unos 200€ o 300€ en metálico (más que de sobra) en el mismo aeropuerto cambiamos 50€ cada uno a la moneda local el Baht, el resto mejor lo cambiamos en la ciudad comparando varias casas de cambio. Tema taxis, nos advirtieron que tuviésemos cuidado y que no dejáramos de repetir la palabra "meter" (taxímetro) pero no fue necesario, los mismos taxímetros te remitían a una especie da cabinas donde personal de la compañía te vendía un "billete" en taxi según destino, no me hagáis mucho caso, pero creo que desde el aeropuerto hasta Kaos San Road fueron unos 700 Bahts, unos 15 euros en aquel entonces. Pues eso rumbo a Khao San Road!! El principal punto de encuentro de mochileros de Thailandia!! 

Llegamos a Khao San Road, muchos locales, tiendas, mucho ambiente, todo lo "típico", típico de Kaos San Road, mucho de lo que veas allí no lo volverás a ver en el resto del país. Muchísima gente, prácticamente todos los mochileros de Bangkok estaban allí, unos venía otros se iban. Aprovechar y guardar contactos en el móvil para que os vayan recomendado sitios aquellos que acaban su viaje.

Tienes una comisaría, muchas casas de cambio, un starbucks y cientos de tiendas en las que podrás comprar de todo, pero eso mejor en el trayecto de vuelta.

Lo primero buscar alojamiento. Fue fácil, Khaosan Palace, 7 euros por barba, en el centro de la Khao San Road y una piscina en la azotea... con mucho juego.

Dejas el equipaje y a la calle, a patearse ese "Khaos". En ese momento se te olvidan todas las recomendaciones que te hicieron en el centro de vacunación internacional "no comerás de la calle" "no beberás nada no embotellado" "no no no no", ojo, nosotros comimos de todo, y bebimos de todo tipo de zumos, y con alcohol, cerveza "Chang", pero ojo, vimos a más de un "guiri" en apuros por pasarse de bebida, los porteros de allí no son distintos de los de aquí.

Lo dicho, el ambiente de Khao San Road, te absorbe, todo lo que oíste de thai está ahí, y aunque en ese momento te parezca el limbo, cuando acabes tu viaje te darás cuenta de que Tailandia alberga muchísimo más y mejor. Pero a modo curiosidad no está nada mal, sobre todo por el rollo mochilero.

Bichos y más bichos, probarlos, sólo los encontraréis en esa calle, nosotros lo hicimos, en Thailandia da igual lo que comas, escorpión, cucaracha, saltamontes, pollo.. Todo sabe igual, dichosa especia amarilla aunque al final te acostumbras.

Si vas en plan sano, tomándote porque no alguna cerveza y observando el curioso ambiente, te acabaras relacionando sobre todo con más mochileros que inundan la calle. Eso sí cuanto mejor se te de el inglés mejor.

Si tenéis intención de dormir por las noches, coger una habitación en las paralelas a Khao San Road, estaréis a tan solo 50 o 100 metros de todo, pero podréis retiraros y no escuchar a la jauría como si estuviesen bailando sobre tu cama. No fue nuestro caso, aprovechamos el día, la noche y caímos rendidos, dormimos unas horas y no sin antes pasar por la piscina de la azotea, creo que ahí acabaron todas nuestras noches en Bangkok.


Templos

Visitamos algunos de ellos, como, el Wat Benchamabophit Dusitvanaram, o templo de mármol, localizado en el distrito Dusit, el Wat Suthat, más modesto, y auténtico a su vez, el Wat Intharawihan con su inmenso buda, o el famoso buda tumbado, Wat Pho...


Lo mejor es hacerse una lista de no más de 4 o 5 templos (para un día) y visitarlos tranquilamente, yo disfruté con los jardines, casi más, que con los templos en sí, espectaculares.

Aquí más que en ningún otro sitio, es importante guardar respeto por sus costumbres y sus creencias. Guardar silencio, no abordar zonas restringidas, etc, nada que no haríais en casa.

Ojo, la picaresca en Bangkok abunda, dejarle muy claro al taxista o similar, dónde queréis ir, y desconfiar, si por ejemplo, os dicen que el que queréis visitar está cerrado y os llevan a otro, seguramente no sea cierto. A nosotros en el Gran Templo, locales, vestidos con supuesta uniformidad de "trabajadores de turismo" nos intentaron re-dirigir a otro templo, donde, imagino, ellos se llevan su comisión, más tarde descubrimos que era una práctica habitual.

Es posible que en algunos sitios debáis poneros pantalón largo, o taparos el pecho con un pañuelo, normas de la casa, aquí también hay negocio, pero no compréis, normalmente a la entrada os dejan prendas que tendréis que devolver a la salida.


tuc tuc

Seguramente sea una de las palabras que más escuchéis en Bangkok. Son una especie de motos re-inventadas para hacer las de taxi.

Montaros en una, por la experiencia, podría considerarse deporte de riesgo .

Pero bueno, no seáis guiris, es un invento para sacar dinero a los extranjeros, en muchas ocasiones más caros que un taxi. Desplazaros en taxi, negociar un precio o solicitar "meter", el taxímetro, seguramente ahorréis dinero y viajes más cómodos y seguros. Y como no aire acondicionado .

Sponsors, la mayoría de tuc tuc taxis guías etc, te llevarán a un o varios "Sponsor", son negocios donde se llevan comisión si haces gastos. Es inevitable, pero aseguraros de que os llevan a dónde queréis.

Las Torres

Una visita obligatoria debería ser probar uno de tantos cocteles de frutas, que probareis en este viaje, desde las alturas de algunas de la torres de Bangkok. Precio europeo ojo, pero merece la pena.

Cowboy Street Bangkok

Por el día una calle con mucho ambiente para unas cervezas o un café. Por la noche... Se tiñe de rojo. Mentira, poco se diferencia de la Zona Guiri de Benidorm, al caer el sol en todos los cafés y cervecerías de la calle aparece una legión de gogos y rrpp cuyo único objetivo es que gastes en su local, con tus consumiciones y con las de ellas, da igual que seáis un grupo de chicos, mixto o chicas series un objetivo.

A ver, es curioso de ver, nada nuevo tampoco, y como siempre pasa (también en España) se utiliza la mujer para venderte algo, en este caso una cerveza.

Ojo, no estamos hablando de prostitución, si eso és lo que buscas te has equivocado de blog, y de calle, no es lo que se oferta, se oferta ambiente y espectáculo, de hecho si te tomas una cerveza en una de las mesas exteriores veras pasar familias, parejas, amigos todos ellos con los ojos como platos.

Ojo, la bebida está más cara aquí que en Kaos, por ejemplo, y hay mucho viaje por delante, así que no te bebas el Nilo y racionaliza.

PD. No olvidéis que esas chicas están ahí seguramente para mantener a una familia entera, padres y hermanos machistas que esperan vivir toda la vida desangrándola. Así que ante todo respeto hacia ellas.


El río Chao Phraya

Bueno, aquí puedes elegir ir en barco turístico apelotonado con 20 personas más, o mi recomendación un taxiboat, en la que que iréis más cómodos, a ras del agua, y os llevarán por los lugares más interesantes, autóctonos y como no, por los "sponsors".


Lo interesante del río, no son los templos que desde el se ven, ni monumentos, por lo que realmente merece la pena, es por ver la vida en el, la fauna, lagartos de metro y medio junto a chiquillos bañándose en aguas turbias, madres haciendo la colada, sponsors improvisados en la puerta trasera, casas derruidas y tragadas por el río, mansiones, carpas a lo Tattoo a centenas, hélices a ras de yugular, mercadillos flotantes, aquarallyes, etc..

El paseo dura una hora tal, vez dos y merece la pena, al menos en taxi, en barco turístico... piensa que el barco no puede atravesar los fluviales más estrechos y por lo tanto menos transitados y más auténticos.

Negociar el precio tanto del taxi como del taxiboat, no os tiene por qué salir caro para nada.

De vuelta a Bangkok para coger el vuelo de regreso a casa aprovechamos para ir al mercadillo flotante, nos habían hablado mucho de él, pero ahí va un consejo que agradeceréis. Ir a verlo desde tierra, está demasiado saturado para transitarlo en barca, de hacerlo tendréis la sensación de haberos fumado dos paquetes de Marlboro seguidos.

Dejar los regalos para última hora, si queréis cargar la mochila hasta los topes la mañana antes de coger el avión preguntar por los súper centros comerciales de Bangkok, el MBK con más de 2000 tiendas, y el CentralWorld, el centro comercial más grande del sudeste asiático. Amazon en todo su esplendor.

Pero vamos por partes que nuestro paso por Tailandia no ha hecho más que empezar.